jueves, 30 de julio de 2009

7. El padre Juan más reciente


El viernes 3 de abril de 1891 se estrenaba en el teatro  Alhambra de Madrid El padre Juan (⇑), drama en tres actos de Rosario de Acuña. El público,  que llenaba el patio de butacas,  aplaudió con entusiasmo al final de la obra cuando el telón cayó sobre el escenario, lo cual parecía asegurar a su autora varias representaciones más de aquella obra, compensando, de alguna manera, los contratiempos con los cuales se había encontrado desde el mismo momento en el que se le ocurrió representarla. Sin embargo,la primera función se convirtió también en la última, pues así lo decidió la autoridad gubernativa.

Portada del programa de la IX Muestra de Teatro Escolar - U. Laboral Gijón, 2001Lo que seguramente no sospechaba el gobernador de Madrid era que con su decisión iba a contribuir a la inclusión de  El padre Juan en la categoría de títulos malditos (o emblemáticos, según para quien),  al lado de otros controvertidos dramas  como Electra, de Galdós (⇑) o Daniel, de Dicenta (⇑).

Para unos no era más que un panfleto irrespetuoso; para otros, un canto a la esperanza y a la libertad; para nadie, un drama sin más. Así las cosas, convertido en un panfleto propagandístico, El padre Juan se alejó de los escenarios tradicionales y se hizo un hueco en el repertorio de algunos grupos teatrales constituidos en sociedades obreras, republicanas o librepensadoras. Serán estos entusiastas actores los que de vez en cuando den vida a Isabel de Morgovejo, a Ramón de Monforte y al resto de personajes. Parece ser que la obra se representó con cierta frecuencia, aunque tan solo tengamos constancia de algunas de estas representaciones, como la que tuvo lugar a finales de mayo de 1920 en Portugalete (⇑), con la cooperación de la Casa del Pueblo de la localidad, o la que llevó a cabo la Sección Artística Obrera en el teatro Robledo de Gijón en el mes de julio de 1923.

Sí tenemos noticia fehaciente  de la que, a falta de otros datos,podemos considerar la representación más reciente, que tuvo lugar el miércoles 9 de mayo de 2001 en el teatro de la Universidad Laboral de Gijón y que corrió a cargo del grupo de teatro del instituto Rosario de Acuña, dirigido por Luciano Maldonado Moreno, profesor de Lengua y Literatura. Este fue el reparto:

Ramón de Monforte
Tania Montes
Reparto del Grupo de Teatro Rosario de Acuña que representó El padre Juan
Isabel de Morgovejo Marta Gómez
Doña Braulia Lucía Prieto
Consuelo Olaya Suárez
Doña María de Noriega Silvia Pescador
Don Pedro de Morgovejo; Ada Ruiz
Diego David López
Luis Tamara Menéndez
Doña Rosa Cecilia Alonso
Juana Paula Morales
Manrique Patricia Cañete
Roque María Fernández
Manuel, aldeano joven Lorena Veiga
Pepa, aldeana joven Vanesa Buznego
Justo, aldeano joven Lara Rodríguez
Suárea, arquitecto Paula Macho


Lo que al día de hoy ignoramos –las crónicas no dicen nada al respecto– es si alguien encarnó el espíritu del padre Juan.



También te pueden interesar


Dibujo alegórico del triunfo de la República publicado en 1873176. Republicana
Aún habrá que esperar hasta que se pueda constatar que también ha dejado de ser monárquica. Tan solo es cuestión de tiempo, pues en aquella redacción, en aquellas páginas, las ideas republicanas afloran por doquier, no sólo en los escritos...




Turón. Casa del Pueblo y cuarteles de San Francisco122. Aclamada en un mitin en Turón
El sábado 21 el salón de la Casa del Pueblo de Turón se hallaba abarrotado de un público deseoso de escuchar las palabras de Virginia González. Del acto da cumplida cuenta El Socialista; también de la inesperada presencia...



Lidia Falcón en el Centro de Cultura Antiguo Instituto (Gijón)87. Lidia Falcón: un merecido homenaje
Faltaban pocos días para la huelga general y no se cansó de decirnos que ya estaba bien de propuestas de futuro y de teorías, que lo que había que hacer era salir a pegar carteles y a convencer...



Imagen obtenida a partir del grabado publicado en su poemario Ecos del alma (1876)61. Poeta o poetisa
¿Vigor o delicadeza? Al decir de la crítica, Rosario de Acuña es poeta de verso vigoroso en Rienzi y poetisa en sus obras líricas. ¿Poetisa? Ella reniega de «nombre tan feo». Tal palabra...



Fotografía de Roberto Castrovido publicada en 193125. También era mucho hombre esta mujer, por Roberto Castrovido
a descansado, al fin, la señora doña Rosario de Acuña y Villanueva de larga vida y combatida, trabajosa, aflictiva ancianidad. Puede aplicársele con justicia la frase de D. Nicasio Gallego a otra poetisa española: «Era mucho hombre esta mujer». Era la mujer...