-->

martes, 11 de septiembre de 2018

177. Estreno en el Centro Dramático Nacional


CDN - Cartel de la temporada 2018-2019
El próximo 16 de octubre se estrenará en el Centro Dramático Nacional la obra Rosario de Acuña: Ráfagas de huracán, escrita por Asunción Bernárdez. La noticia me la regaló hace unas semanas la propia autora, sabedora de que la buena nueva sería muy bien recibida por quienes llevamos años empeñados en la tarea de recuperar y difundir el testimonio vital de esta mujer ejemplar.

Poco a poco, paso a paso, se va logrando el objetivo. Primero fue su inclusión en el Proyecto Ensayo Hispánico (⇑), iniciativa puesta en marcha en 1997 por José Luis Gómez Martínez, profesor emérito de Ensayo Hispánico en el departamento de Lenguas Románicas en la Universidad de Georgia, con el objetivo de difundir la cultura hispánica. Desde 2010 Rosario de Acuña comparte espacio con destacados pensadores de la talla de Ortega y Gasset, Octavio Paz, José Martí, Simón Bolívar o Emilio Castelar. Tres años después, en febrero de 2013, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (⇑) inauguró un portal a ella dedicado, similar al de otras significadas escritoras  del diecinueve como Concepción Arenal, Fernán Caballero, Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán o Gertrudis Gómez de Avellaneda. En marzo de 2017 le llegó el turno a la Biblioteca Nacional (⇑), que la incluye en un nuevo espacio dedicado a las escritoras del siglo XIX. Poco a poco, paso a paso...

Ahora le toca el turno al Centro Dramático Nacional, cuyos responsables han incluido en la programación de la temporada 2018-19 un nuevo ciclo denominado En letra grande, con cuatro protagonistas, cuatro mujeres  «que en el pasado enriquecieron e innovaron la escena española tanto desde la escritura como desde la práctica, y que no han sido reconocidas en la historia de nuestro teatro a pesar de su indudable contribución». Cuatro obras sobre cuatro mujeres que, gracias a tan feliz iniciativa, encuentran su espacio en la propuesta elaborada por este centro de producción y creación teatral dependiente del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música. De tal suerte que Luces de bohemia, Calígula, Tres sombreros de copa o El jardín de los cerezos compartirán los escenarios del CDN con estas cuatro obras que ponen el foco en la trayectoria vital de María Teresa León Goyri,  María Lejárraga, Halma Angélico (María Francisca Clar Margarit), y Rosario de Acuña.

Los textos han sido elaborados por otras tantas mujeres, avezadas conocedoras de los escenarios, bien sea como autoras, directoras o estudiosas de las artes escénicas: Luz Arcas ha diseñado la dramaturgia y la coreografía de Una gran emoción política, inspirada en Memoria de la melancolía, autobiografía de María Teresa León; Vanessa Montfort ha escrito Firmado Lejárragaa; Yolanda García Serrano es la autora y directora de Halma... Rosario de Acuña: Ráfagas de huracán está escrito por Asunción Bernárdez, profesora del departamento de Periodismo y Nuevos Medios de la Universidad Complutense, así como directora del Instituto de Investigaciones Feministas de la citada universidad madrileña. Si a su interés por el teatro (también por el cine y la televisión) sumamos su dedicación a la investigación del pensamiento feminista y los estudios de género, no era más que una cuestión de tiempo que se topase de lleno con el testimonio vital de doña Rosario, dramaturga y combativa feminista (⇑), aunque lo fuera en otro momento histórico, bien diferente del actual. 

El resultado de ese encuentro entre Asunción y Rosario se vislumbra muy prometedor, a la luz de los indicios que ya conocemos. Empezando por el título, esas ráfagas de huracán que encabezaron un escrito (⇑) suyo de finales de mayo de 1917, exponente de una de las etapas destacadas en su biografía, probablemente la más política, la más obrerista. Tras pasar dos años en Portugal huyendo de la justicia española por el asunto de La jarca (⇑), sus ahorros prácticamente se han esfumado y padece las estrecheces a que obligan su exigua pensión de viudedad. A sus sesenta y seis años ya cumplidos forma parte de la larga nómina de necesitados y, como muchos de ellos, tiene depositadas sus esperanzas en el empuje de las organizaciones políticas de la izquierda. Cree que ha llegado el momento, la hora suprema (⇑), para entablar la batalla y no duda en desplazarse a Madrid para participar en el mitin aliadófilo que convocan las fuerzas de izquierda. Hace llamamientos a la unión y a la lucha, tanto que las autoridades efectúan dos registros en su domicilio buscando, quizás, los panfletos que llaman a secundar la huelga general revolucionaria de agosto de ese año:

Por el norte soplaba otra ola de tempestad; la empujaba el vigor de unas razas puestas en pie hacia la socialización de la tierra, la equivalencia de derechos y deberes entre las mujeres y los hombres, el acabamiento de todo poder dictatorial (responsable o no), de todas las dinastías; el grande, avasallador impulso de las ciencias positivas con su METAFÍSICA DE LA RAZÓN que ha de levantar a la especie humana a un plano superior...

Si prometedor resulta el sugerente título elegido, anuncio cierto de un enfoque interesante del personaje, no lo es menos la estructura dramática de la obra, que intuimos tras la lectura de la sinopsis: Un grupo de personas jóvenes emprenden un viaje para hacer un documental sobre Rosario de Acuña, una de tantas mujeres librepensadoras y radicales perdidas en la historia de nuestro país y de nuestro teatro. En este viaje, nuestros personajes se llevan consigo sus vidas e inquietudes, que no son tan distintas de las que vivió la autora a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, ya que la libertad para pensar y expresar lo que sentimos sigue siendo uno de los grandes desafíos de las sociedades actuales. La pasión de Rosario de Acuña por la razón, por la libertad y por cambiar la vida es explicada en esta obra a través de su condición de escritora infatigable, masona, montañera, empresaria, autora y directora de teatro, poeta o pedagoga. Todo lo quiso cambiar la autora en una España de desmemoria, que la olvidó a ella como a tantas otras creadoras y pensadoras. Ahora, sin embargo, es buen momento para la presencia que es siempre el teatro.

Toda una declaración de intenciones que presagia una mirada más cercana y actualizada de nuestra protagonista; que vaticina diálogos sugerentes entre generaciones, entre el presente  y el ayer olvidado; que presagia una fuerte sacudida a la capa de neblina con la que esa España de la desmemoria cubrió el testimonio vital de nuestra protagonista. En suma, un paso más en la tarea colectiva de recuperación del testimonio vital de doña Rosario de Acuña y Villanueva a la que, sin duda, también contribuirá el cuaderno pedagógico que, acerca de las cuatro obras incluidas en el ciclo En letra grande, ha elaborado Concha Largo, coordinadora de actividades educativas del CDN; así como el resto de actividades paralelas que han programado los responsables del Centro.

Poco a poco, paso a paso...


No hay comentarios:

Publicar un comentario